Las últimas notícia sobre SEO y Marketing Digital en nuestro Blog de Marketing Digital 
93 532 5341

Cómo escribir para SEO

Por Xavi Fernández

Escribir para SEO sería una forma bastante coloquial e inexacta de referirnos a escribir con intención de posicionarnos en buscadores. Vaya, lo que queremos todos.

Es inexacta porque como concepto puede resultar paradójico. Google es el primero que nos dice que debemos escribir para el usuario y pensando solo en él. ¿Qué hacemos entonces? ¿Escribimos de forma absolutamente natural y nos despreocupamos?

Pues ni tanto ni tan poco. Como en todo, a Google hay que darle el crédito justo y necesario. La realidad es que el algoritmo del buscador no es infalible, y como ya te hemos dicho en otros artículos, el mejor contenido desgraciadamente no siempre es el que mejor rankea. Hay muchísimos factores que van a afectar en la capacidad de tu contenido para rankear que van más allá de tu propio contenido, como puede ser la autoridad de tu dominio o el enlazado interno de tu site.

Pero si te quieres asegurar que tu texto esté impoluto de cara al bot de Google, sí que hay cosas que vas a querer tener en cuenta.

Cómo escribir un texto SEO que posicione

Vamos a plantearte una hoja de ruta para que saques el máximo partido de tus contenidos desde el primer momento:

Decide sobre qué quieres hablar

¿Parece obvio, no? Pues no lo es tanto. Obsesionados con rankear según qué palabras clave, algunos parecen precisamente más preocupados por posicionar una keyword que no por desarrollar un texto con sentido y que responda a la intención de búsqueda del usuario. ¿Cuál es tu target? ¿Cuál es tu objetivo con este artículo? ¿Es un tema que dominas? ¿Aportas algo que el resto no haya aportado ya? Si esto no lo cubres de forma óptima tiene poco sentido seguir adelante.

Mira tu competencia

Paso crucial que muchas veces obviamos. Estudia qué han escrito otros sobre tu temática decidida. ¿Cómo lo han abordado? ¿Qué estructura siguen sus contenidos? ¿Utilizan otros formatos que no sean texto escrito, como pueden imágenes, vídeos, etc.? ¿Qué keywords están trabajando?

Este paso es primordial antes de ponernos a hacer nada, ya que nos podemos llevar sorpresas. Por ejemplo, a veces la intención de búsqueda que nosotros tenemos en mente para un tema no es la misma que nos da Google como resultado. También es muy interesante saber a quién nos enfrentamos. Si veo que mis competidores son sites de un poder mucho mayor que el mío, debo tenerlo en cuenta para que mis esfuerzos no sean en vano.

Trabaja palabras clave

Una vez tengas decidido tu tema y analizada tu competencia, haz una lista de palabras clave que la gente busque relacionadas con tu temática. Hay infinidad de herramientas para ello, tanto de pago como gratuitas. Si buscas lo segundo, te recomendamos por ejemplo Übersuggest, que en el último año se ha renovado de forma muy interesante. Al finalizar este proceso deberías haber sido capaz de elaborar una lista de keywords objetivo. Ordénalas en orden de importancia y, sobre todo, trata de identificar una keyword principal.

Estructura de encabezados

Si ya tienes tus keywords, ya puedes plantear un primer boceto de la estructura de tu artículo. Para ello, los encabezados son tu mejor aliado, pues Google les dará una especial relevancia para determinar de qué va tu artículo y por qué palabras clave debe ranquearte.

Elige un H1 atractivo que incluya al menos la keyword principal. También es una muy buena idea que reserves otras keywords relacionadas o secundarias para incluir en tus H2 o H3. ¿Todos los encabezados deben incluir keywords? Ni mucho menos. Ten la naturalidad como horizonte y combina encabezados genéricos con otros más enfocados a rankear keywords que te interesen. Y sobre todo, sigue una estructura lógica. Un H2 puede contener varios H3, pero tendría poco sentido usar un H2, luego un H4 y luego un H3.

Asimismo, especialmente para artículos de gran longitud, te recomendamos instalar plugins que generen tablas de contenido o índices, que ayudarán muchísimo al usuario a encontrar respuesta a su búsqueda y te permitirán aspirar a que tu resultado incluya fragmentos enriquecidos.

Titles y Metadescripciones

Más que importante. Los metadatos no ayudan a posicionar por sí mismos, pero vas a querer tenerlos lo máximo optimizados para que tu CTR sea alto, y eso sí que es un factor de rankeo. Asegúrate de incluir la keyword principal en el title. Si no sabes qué poner en estos campos, aquí tienes un par de ideas: 

Título

Lo ideal sería que escribieras el título de tu post (que debe incluir la keyword principal). Si te sobra espacio, puedes añadir también la marca. Por ejemplo:

 "5 consejos para escribir textos SEO | Digitalgrowth.io"

Y por supuesto, si dispones de espacio, puedes añadir toques más comerciales para hacer aún más atractivo tu contenido. Queremos incitar a que nos den clic.

 "Los 5 mejores consejos para escribir textos SEO | Digitalgrowth.io"

 "5 increíbles consejos para escribir textos SEO | Digitalgrowth.io"

Descripción

Debes explicar qué se encontrará el usuario si hace clic. Usa en algún momento la keyword principal y trata de incitar al lector a que haga clic. Debes "vender" tu artículo. Si tienes una tienda online, incluye informaciones de interés como puede ser precios, envíos gratuitos, días de entrega, plazos de devolución, etc.

"Descubre hasta 5 INCREÍBLES CONSEJOS para escribir textos SEO. ¡Marcarán un antes y un después en tu estrategia de contenidos!"

Te animamos a innovar y ser creativo. Sírvete de recursos como emojis, signos, mayúsculas, etc., para llamar la atención y hacer que tu resultado destaque. Pueden serte de gran ayuda.

Mitos y leyendas

Durante muchos años se hablando del concepto Keyword stuffing, que entendemos como la sobreoptimización de contenidos en los que se incluye demasiadas veces nuestras keywords objetivo, de forma antinatural. Si eso servía en algún momento, te aseguramos que ahora mismo no. De hecho, lo más probable es que te pueda penalizar.

Ahora bien, eso no significa que no debas ponerle las cosas fáciles a Google. Sí, importa mucho más el dónde que el cuánto. Pero asegúrate de trabajar tus keywords seleccionadas de forma lo más natural posible en tu texto y, sobre todo, con variaciones semánticas de las mismas, por ejemplo usando sinónimos.

También hay mucha variedad de opiniones sobre la longitud que debe tener un artículo. Habrá quien diga que por ser más largo un texto no tiene más opciones de posicionar. Y tiene sentido. Google lo que quiere es que dejemos satisfecho al usuario con la respuesta que le damos. Si se la podemos dar en 300 palabras, mejor que en 1000. ¿Qué hacemos entonces? Te lo dijimos antes, mira tu competencia. Si tus competidores están rankeando con artículos de 600 palabras, pues ahí ya tienes una referencia que tomar.

Descarga la guía básica de SEO gratis!

Comprueba la optimización SEO de tu página!

En sólo 10 minutos conocerás el estado de tu página!

¡Comprueba la optimización SEO de tu web!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete al blog!

Las últimas noticias sobre SEO y Marketing Digital
map-markerphone