Las últimas notícias sobre SEO y Marketing Digital en nuestro Blog de Marketing Digital 

Qué es la publicidad display y cuáles son sus formatos más populares

Por Ignacio Testor

La publicidad display y sus métodos de pago

La publicidad display es un tipo de publicidad online que se muestra de forma visual mediante banners en un espacio publicitario de una web. Inicialmente los banners estaban formados por una combinación entre imagen y texto, aunque actualmente están evolucionando hacia otros formatos que incluyen audio o vídeo, proporcionando más opciones para ser relevantes para el público objetivo.

A diferencia de la publicidad convencional, la publicidad display es mucho más efectiva puesto que la podemos segmentar para que aparezca en unas ubicaciones o webs concretas a unos usuarios específicos y además es medible, por lo que podemos cuantificar el coste de nuestra publicidad display y los ingresos que estos han generado.

Para poder realizar un anuncio de display, los anunciantes contactan con redes de afiliados, unos actores clave en este mercado online, los cuales hacen de intermediarios entre aquellos que quieren poner un anuncio y los webmasters, aquellos propietarios de una web que quieran poner publicidad en su web o blog. Los anunciantes, gracias a las redes de afiliación, pueden escoger en qué tipo de páginas quieren aparecer. Los propios webmasters también pueden inscribirse en una red de afiliados (siendo Google Adsense, propiedad de Google, la más destacada) para que le gestione el proceso de captación de anunciantes a cambio de un % de los beneficios. 

Los anunciantes, en función de su estrategia de marketing digital, pueden escoger entre 4 métodos de pago:

  1. Coste por Mil Impresiones (CPM): El anunciante pagará una cantidad previamente pactada por cada vez que el anuncio se muestre 1000 veces en la plataforma. Es recomendado para las campañas de awareness, cuando se quiere llegar a un público muy amplio.
  2. Coste por Clic (CPC): El anunciante pagará cada vez que un usuario haga clic en su anuncio 
  3. Coste por acción: El anunciante pagará cada vez que el usuario realice una acción determinada, como una compra o un registro. Al estar focalizado en la conversión, es recomendable para las campañas de performance.
  4. Tarifa plana: En este caso se pacta una cantidad mensual a pagar, independientemente de los resultados obtenidos.