Las últimas notícias sobre SEO y Marketing Digital en nuestro Blog de Marketing Digital 

¿Cómo crear tu estrategia de contenidos SEO en función del embudo o funnel de conversión?

Por Javi Hernandez

Las estrategias de inbound marketing y marketing de contenidos son hoy en día una de las mejores formas de conectar con nuestras audiencias. Con ello, somos capaces de generar contenido de valor para nuestros usuarios, atrayendo así una cantidad importante de tráfico cualitativo a nuestro site y a su vez mejorando el branding de nuestra marca o empresa.

Y por supuesto, esto tiene una gran repercusión en cuanto al tráfico orgánico y a las conversiones recibidas en nuestra página web. No obstante, a la hora de hacer este tipo de estrategias en muchos casos se suele empezar la casa por el tejado, como se suele decir. ¡Y esto no debe ser así!

Para que nuestras estrategias de posicionamiento SEO mediante contenidos funcionen, debemos tener claro en todo momento a quién estamos dirigiendo nuestra comunicación, y en qué fase se encuentran respecto al momento de compra o adquisición de nuestro producto o servicio.

Es aquí donde entra en juego el tema principal de hoy. Desde Digital Growth, agencia de SEO en Barcelona, vamos a hablarte sobre la creación de contenidos SEO en función de la fase en la que se encuentra tu usuario dentro del embudo de conversión.

¿Qué es el embudo de conversión y por qué es importante tenerlo en cuenta en nuestras estrategias de contenido SEO?

El embudo o funnel de conversión es un término que se utiliza muy amenudo en el marketing digital y que está relacionado de forma directa con los objetivos que se tienen a la hora de llevar a cabo una estrategia digital. Ya sea una tienda online, un site relacionado con servicios o bien un blog.

Este funnel de conversión define las diferentes fases o etapas en las que se puede encontrar cualquiera de los visitantes que llegan a nuestro site hasta el momento en el que realizan la acción esperada (puede ser venta, consecución de un lead, llamada, etc).

Cada usuario o potencial cliente pasa por un proceso de transformación desde el momento en el que detecta una necesidad o dolor hasta el momento en el que finalmente realiza una compra. Este proceso se puede dividir en 4 fases, identificadas con las sílabas AIDA. (Awareness/Consciencia, Investigation/Consideración, Decision/Decisión y Action/Acción).

  • Awareness (Darse cuenta): En este punto, el usuario se encuentra en la fase más lejana a la conversión. Es en este punto que el usuario detecta una motivación o preocupación, y decide realizar una búsqueda sobre ello. Teniendo la máxima información sobre nuestro Buyer Persona, podremos detectar qué tipo de motivaciones o preocupaciones puede presentar en esta primera fase y cómo podemos dar respuesta a ello.
  • Investigation (Consideración): Llegados a este punto, el usuario ya ha detectado su problema o motivación y está buscando opciones que le ayuden a resolver su dolor. Es a